Bagels Caseros

Todo un clásico neoyorkino y todo un clásico del brunch, mi debilidad en los fines de semana. ¡Y es que estos panecillos son irresistibles les pongas lo que les pongas!

Las opciones para rellenarlos son inacabables. Desde el clásico de salmón y queso cremoso, a jamón y queso. El de la foto lleva bacon, queso y huevo como relleno, con el pan untado muy ligeramente en mostaza.

La receta es del libro Panes creativos, de Daniel Jordà, y seguirla es tan fácil como luego rellenarlos y comerlos. En serio, no hace falta ser un experto en pan para lanzarse.

Y una de las mejores partes: puedes congelarlos y tener siempre a mano para un capricho.

bagels-caseros

Ingredientes:
– 500 gr de harina
– 350 gr de masa madre (ver receta al final)
– 10g de sal
– 5g de levadura fresca
– 200gr de agua
– 1 huevo
– 50gr de mantequilla
– Semillas de sésamo, amapola… (opcional)

Mezcla todos los ingredientes menos la mantequilla y amasa levemente hasta que la masa sea lisa y uniforme. Para ello, alterna el amasado con unos minutos de reposo.

Incorpora la mantequilla siguiendo el mismo proceso de amasado y reposo. De nuevo, cuando tengas una masa lisa, forma una bola y déjala reposar 45 minutos, fuera de la nevera y tapada con un trapo de cocina limpio.

Al cabo de este tiempo, coge trocitos de masa de aproximadamente 90gr y dales la forma de bagel. La manera más fácil es hacer bolas y luego, con los dedos, hacer un buen agujero en el centro. Es importante que el agujero sea generoso porque luego se reducirá con el levado y horneado.

Deja de nuevo que reposen y doblen su volumen.

Pon agua a hervir en una olla o cazo mediano y, cuando los bagels hayan doblado su volumen, cuécelos de uno a uno en el agua, durante 1-2 minutos por lado.

Cuando los vayas retirando del agua, reboza uno de los lados por semillas de sésamo o de amapola, si quieres.

Hornea durante 8 minutos a 220°C.

Para congelarlos, espera a que se enfríen y guárdalos en una bolsa de congelación. Puedes guardarlos enteros o ya cortados por la mitad, listos para rellenar.
Para descongelarlos, simplemente sácalos un rato antes de comerlos.

Para la masa madre:
Mezcla 300gr de harina con 180gr de agua, 6gr de sal y 2gr de levadura fresca. Deja reposar en la nevera 12-16 horas.

Pollo Tikka Masala

Pasé años odiando la cocina india. Odiándola nivel “no puedo ni olerla”. Consecuencias de haber compartido cocina durante un curso con un indio de 18 años…

Luego no sé en qué punto, ni cómo ni porqué empecé a probarla. Y sorpresa, ¡me encantó!

Para los que no han probado este plato diré que no es ni picante ni de sabores extra fuertes, así que podéis probarlo sin miedo.

Al final, el único ingrediente que suena exótico de esta receta es el garam masala y ni siquiera califica porque lleva comino, cilantro, cardamomo, pimienta negra, canela, clavo, nuez moscada, chile picante (muy poco) y anís estrellado.

pollo-tikka-masala

Ingredientes para 4 raciones:
– 1 pechuga doble de pollo, a filetes gruesos
– 1 yogur griego natural
– 6-7 dientes de ajo, picados a láminas
– 4 cm de jengribre fresco, rallado
– 1/2 cucharadita de comino molido
– 1/2 cucharadita de cilandro molido
– 1 cucharadita de chile picante (opcional)
– 1 cebolla mediana
– 4 tomates medianos
– 1 cucharadita de garam masala
– 2 cucharaditas de azúcar
– 250 ml de nata líquida para cocinar
– Sal
– Aceite vegetal
– Cilantro fresco (opcional, para decorar)
– Arroz basmati

Enciende el horno a 200ºC.

Pon el yogur en un bol y mézclalo con la mitad del jengibre rallado y la mitad del ajo.

Mezcla en un plato el comino, el cilantro molido, un poco de chile (si quieres) y un poco de sal. Reboza los filetes de pechuga de pollo en las especias.

Marina los filetes de pechuga de pollo en el yogur durante unos 30 minutos en la nevera y luego ponlos sobre la bandeja del horno cubierta por papel vegetal. Hornea durante 15 minutos.

Mientras, pela y pica la cebolla en juliana para empezar a preparar la salsa. Rehógala durante 8-10 minutos a fuego medio en una cacerola con un poco de aceite vegetal.

Añade el resto de ajo, jengibre, un poco más de chile si te apetece un punto picante, el garam masala y un tomate rallado. Cocina durante 2-3 minutos.

Pela el resto de tomates y córtalos a dados pequeños. Incorpóralos a la salsa con el azúcar y un poco de sal. Cocina durante 10 minutos, moviendo de vez en cuando.

Por último, añade la nata a la salsa y lleva a ebullición.

Finalmente, corta las pechugas de pollo a dados y ponlos en la salsa, deja que se cocine junto 2-3 minutos más.

Utiliza un poco de cilantro fresco para decorar y sirve con arroz basmati.

Pastel de Chocolate y Yogur

El cómo acabé haciendo este bizcocho este fin de semana/puente es porque tuve un despiste. Y me junté con un montón de yogures griegos naturales pero azucarados, que no me servían para hacer la receta india que quería. Y se me metió en la cabeza hacer un bizcocho para ir gastándolos, pero quería que fuera de chocolate.

Y así pasé una hora en Pinterest hasta que di con una receta que me convenció, que me apetecía probar y que finalmente resultó ser deliciosa, porque nunca había probado un bizcocho de chocolate tan húmedo, suave y esponjoso.

pastel-de-chocolate-y-yogur

Ingredientes para el bizcocho – molde cuadrado de 20 cms:
– 1 huevo grande
– 200 gr azúcar
– 170 gr de yogur griego natural azucarado (1,5 yogures normalmente)
– 50 gr de aceite de oliva virgen extra*
– 1 cucharadita de extracto de vainilla
– 1/2 taza de café (café solo, déjalo enfriar un poco después de hacerlo)**
– 45 gr de cacao en polvo, sin azúcar
– 140 gr de harina normal
– 1 cucharadita de bicarbonato sódico
– 1/2 cucharadita de levadura química Royal
– 1/2 cucharadita de sal

Ingredientes para la cobertura:
– 250 gr de chocolate para postres
– 170 gr de nata para montar
– 1 cucharadita de extracto de vainilla

Para preparar el bizcocho, empieza por mezclar en un bol el huevo, el azúcar, el yogur, el aceite y la vainilla. Mezcla hasta que tengas una masa uniforme y sin grumos.

Añade el café y el cacao.

Por último, incorpora los ingredientes secos: la harina, la sal, el bicarbonato sódico y la levadura y mezcla de nuevo.

Vierte la masa, que es bastante líquida, en un molde engrasado con un poco de aceite o que sea de silicona, para desmoldar fácilmente.

Hornea durante 25 minutos a 180ºC. Cuando pase este tiempo, pínchalo con un palillo. Si sale seco, está listo, si no déjalo unos minutos más.

Al sacarlo del horno, déjalo enfriar durante unos 30 minutos antes de desmoldar, para que no se rompa.

Mientras, aprovecha para hacer la cobertura troceando el chocolate en un bol.

Calienta la nata en un cazo y cuando rompa a hervir, apártala y viértela sobre el chocolate en 2-3 tandas, mezclando bien nata y chocolate hasta que el chocolate se haya fundido. Añade la vainilla y mezcla.

Deja enfriar la cobertura un poco y luego cubre el bizcocho con la misma.

Puedes comerlo inmediatamente o dejar que la cobertura se asiente y quede un poco más sólida.

*Esta es una licencia que me he permitido al adaptar la receta. La original pedía aceite vegetal y normalmente se entiende que es aceite de maíz o canola, que no tenga un gusto demasiado fuerte. Yo he preferido hacer éste con aceite de oliva porque me gusta la combinación que hace con el chocolate y no me importa que se note el sabor.

** El café no hace que el bizcocho sepa a café, sino que realza el sabor del cacao.

Patatas al horno con Ajo y Tomillo

patatas-con-tomillo-y-ajo

Ingredientes para 4 raciones:
– 4 patatas medianas
– 50 gr de mantequilla
– 1 diente de ajo
– Tomillo fresco

Pela las patatas, lávalas y, a ser posible con una mandolina, córtalas a láminas finas. Si no tienes mandolina, puedes hacerlo con un cuchillo afilado.

Funde la mantequilla en el microondas.

Pela el diente de ajo y córtalo a daditos pequeños.

Lava el tomillo, sécalo bien y corta sus hojitas.

Mezcla la mantequilla con el ajo y el tomillo.

Con la ayuda de un pincel de cocina, pinta la mantequilla el interior de las cavidades de un molde metálico para madalenas. Sin molde también se puede hacer, pero forma montoncitos de patatas más bajitos para que no desmonten.

Empieza a poner láminas de patata una encima de otra dentro del molde, pintando cada una con un poco de mantequilla.

Hornea durante 40-45 minutos a 180ºC.

Para desmoldar, basta ayudarse de un tenedor o un cuchillo con cuidado.

Macarrones con Salsa de Berenjena

Prefiero decir con Salsa de Berenjena que Caponata, por aquello de los puristas, porque si bien creo que se acerca, seguramente tendrá diferencias insalvables. Que no lo sé seguro, porque no he probado ninguna caponata auténtica.

En todo caso, a mí esta receta me conquistó porque me sacó de la clásica salsa boloñesa, o salsa de verduras, mientras que sigue siendo muy fácil de preparar.

pasta-con-salsa-de-berenjena

Ingredientes para 4 raciones:
– 1 cebolla mediana
– 2 dientes de ajo
– 1 berenjena grande
– 1/2 kg de tomates
– 500 gr de macarrones
– 1 cucharada de alcaparras
– 1 cucharada rasa de azúcar
– Aceite de oliva
– Sal
– Pimienta negra molida
– Albahaca fresca (opcional)

Lava bien la berenjena, ya que no se pela para esta receta. Córtala a dados, sálala y déjala escurrir durante 20-30 minutos.

Pela los dientes de ajo y córtalos a láminas.

Pela la cebolla y córtala en juliana.

Pela los tomates y córtalos a dados. Reserva.

Pon un poco de aceite en una cacerola a fuego medio. Saltea el ajo y la cebolla durante 5-10 minutos. Sube un poco el fuego y añade la berenjena. Saltea durante 2-3 minutos y entonces vuelve a bajar el fuego.

Incorpora los tomates, el azúcar y un poco de pimienta. Cocina durante 15-20 minutos más, removiendo de vez en cuando.

Finalmente, añade las alcaparras, bien escurridas.

Por otro lado, prepara los macarrones según las instrucciones del paquete y, una vez hervidos y escurridos, sírvelos con la salsa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR