Ingredientes para 4 raciones:
– 400 gr de salmón fresco en un trozo
– 1 cebolla tierna
– 1 limón
– 1 aguacate
– 16 tomates cherry
– 400 gr de ensaladas variadas (escarola, rúcula…)
– 3 cucharadas de vinagre de Jerez
– Sal
– Pimienta en grano de tres colores
– 6 cucharadas de aceite de oliva

Retira las primeras capas de la cebolla y córtala en juliana.

Lava los tomatitos y córtalos por la mitad.

Pela el aguacate, pártelo por la mitad, retira el hueso y corta la pulpa en trocitos. Riégalos con el zumo del limón (reserva unas gotas de zumo) para que no se pongan negros.

Haz una vinagreta con la sal, el vinagre de Jerez, el zumo de limón que habías reservado aparte, la pimienta en grano y el aceite.

Elimina las espinas del salmón y mételo unos minutos al congelador para poder cortarlo fácilmente. Cuando esté semicongelado, córtalo en lonchas muy finas. Si se lo pides directamente así a tu pescadero/a habitual es muy posible que te lo haga.

Reparte un poco de vinagreta por el fondo de una bandeja y por encima unas rodajas de cebolla. Cúbrelo con las lonchas de salmón, riégalo con más vinagreta y añade otra capa de cebolla. Repítelo hasta que se te acabe el salmón. Entonces cubre la bandeja con papel de film y déjalo reposar en la nevera entre 1 y 2 horas.

Para servirlo, pon en el fondo del plato un poco de ensalada, acompaña con el salmón, los tomates y el aguacate.

Tagged on:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR