A veces nos rompemos la cabeza para preparar una guarnición, o al menos eso me pasa a mí… Estoy venga a darle vueltas a ver cómo puedo hacer algo simple pero que salga de lo que siempre hacemos (véase verduras a la plancha, ensalada, pisto…) y aunque parezca mentira, me quedo en blanco.

Por eso me encantaron estos calabacines que preparó mi madre hace poco. Entra en la categoría de lo que yo llamo recetas perfectas: fáciles, rápidas y que aprovechan al máximo el sabor de la materia prima sin disfrazarlo.

Ingredientes para 2 raciones:
– 2 calabacines medianos
– Sal
– Pimienta negra molida
– Perejil fresco
– 1 diente de ajo
– Aceite de oliva

Precalienta el horno a 250ºC.

Lava los calabacines y córtalos por la mitad a lo largo. Hazles cortes en forma de cruz en la parte interior. Salpimenta y rocía con unas gotas de aceite de oliva.

Dispón los calabacines en una fuente de horno. Hornea durante 20 minutos o hasta que los calabacines estén tiernos pero sin llegar a deshacerse.

Mientras, prepara el aceite verde poniendo el diente de ajo pelado y unas hojas de perejil fresco (lavado y secado) en el vaso de la batidora. Añade un poco de aceite, lo justo para apenas cubrir el perejil y tritura.

Sirve los calabacines y rocía con el aceite verde.

También puedes preparar esta guarnición con berenjenas y/o acompañar con tomates.

18 comentarios en “Calabacines al Horno con Aceite Verde de Perejil

  • septiembre 6, 2011 at 9:43 am
    Permalink

    Tiene una ponta estupenda, yo los hago a la plancha pero esta versión me parece fabulosa.
    Saludos

    Reply
  • septiembre 5, 2011 at 7:46 pm
    Permalink

    Es un acompañamiento ideal ya que añade pocas calorías.
    Besos.

    Reply
  • septiembre 5, 2011 at 4:42 pm
    Permalink

    Un acompañamiento perfecto: sano, fácil de hacer y muy vistoso! Me ha encantado!

    Besos!
    Anna

    Reply
  • septiembre 5, 2011 at 4:41 pm
    Permalink

    ¡Me encanta el calabacín! Que forma tan sencilla y apetecible de tomarlos

    Reply
  • septiembre 5, 2011 at 11:07 am
    Permalink

    Unos calabacines estos que te ha preparado tu madre deliciosos y sin complicaciones. Que razón llevas en que nos complicamos muchas veces con la guarnición.
    Un saludo Paco

    Reply
  • septiembre 5, 2011 at 6:21 am
    Permalink

    Qué bueno! Gracias por la idea, la verdad es que como condimento están genial!! Tengo un par de calabacines que recogí ayer de la huerta, igual cae con el solomillito que tenemos para comer… 😉 aunque aquí son más de patatas fritas! jajajaja
    lo dicho, gracias por la idea guapa!
    Un beso

    Reply
  • septiembre 5, 2011 at 6:16 am
    Permalink

    Personalmente me gusta mucho rellenarlos también con bechamel o queso. ¡Irresistibles!

    Reply
  • septiembre 4, 2011 at 8:55 pm
    Permalink

    Tienes toda la razón del mundo. A veces lo sencillo es lo mejor. Y con tus presentaciones pues se hace aún más apetecible.

    Reply
  • septiembre 4, 2011 at 8:13 pm
    Permalink

    Una recetina estupenda para estos días. "Mañana" empiezo la dieta… Besinos.

    Reply
  • septiembre 4, 2011 at 8:12 pm
    Permalink

    Buenísimos, sin duda. Con sal gorda y un poquito de pimienta, también están de muerte y si además añades queso y lo gratinas … Bss

    Reply
  • septiembre 4, 2011 at 7:59 pm
    Permalink

    que rica receta, me encantan los calabacines, besos

    Reply
  • septiembre 4, 2011 at 6:54 pm
    Permalink

    Que rico debe de estar, eh?:))

    besos!!

    Reply
  • septiembre 4, 2011 at 6:09 pm
    Permalink

    Una receta sencilla y riquísima que son las que siempre triunfan.Besos.

    Reply
  • septiembre 4, 2011 at 5:39 pm
    Permalink

    Receta perfecta para la operación "vaqueros"

    Reply
  • septiembre 4, 2011 at 5:28 pm
    Permalink

    Una vez más queda comprobado que en la sencillez está el éxito.
    Besos

    Reply
  • septiembre 4, 2011 at 5:26 pm
    Permalink

    qué sencillo y bonito a la vez, no dudes que probaré esta receta.

    Reply
  • septiembre 4, 2011 at 5:13 pm
    Permalink

    La majoria de vegades ens escalfem el cap… quan lo més senzill resulta lo més bo, com aquests carbassons!
    Petonets
    Sandra

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *