Los preparé el domingo y me los comí ayer. Estaban aún mejores que cuando los probé después de prepararlos, como pasa con todos los estofados y guisos.

No deja de tener lo suyo que me gustaran porque de pequeña los odiaba… Es curioso ver cómo evolucionan nuestros gustos, ¿no? Yo no comía de buena voluntad ni huevo, ni salmón ahumado, ni garbanzos, ni marisco… Y aquí estoy ahora, comiendo de todo menos esto último, – aunque mi madre y mi abuela sigan insistiendo a día de hoy que coma una gamba o un langostino cada vez…

A los garbanzos creo que empecé a cogerles el gustillo con el Hummus y los falafel, pero éstos son los primeros que preparo estilo a la vienja usanza y no serán los últimos.

Ingredientes para 2 raciones:
– 250 gr de garbanzos cocidos
– 2 patatas medianas
– 1 cebolla grande
– 3 tomates pelados*
– 1/2 pimiento verde pelado*
– 1 pimiento rojo pelado*
– 150 gr de bacon a tiras
– 2 hojas de laurel
– 2 tazas de caldo vegetal
– Aceite de oliva
– Comino molido
– Sal

Ingredientes para la picada:
– 1 diente de ajo pelado
– 15 gr de piñones
– Perejil picado

Pon las tiras de bacon en una cacerola a fuego fuerte y fríelo, como si lo marcaras. Cuando esté dorado y crujiente, reserva.

Por otro lado, pela y corta las patatas a láminas. Fríelas hasta que estén crujientes y reserva.

La base de la receta es un buen sofrito de cebolla y pimientos, así que pica estos ingredientes muy finos. Primero rehoga la cebolla con un poco de aceite en la misma cacerola de antes, esta vez a fuego medio. Cuando esté translúcida, añade los pimientos  y deja que se pochen lentamente. Luego añade los tomates cortados a dados pequeños. Sala la salsa y añade un poco de comino molido.

Deja cocer durante al menos 15 minutos y añade el caldo. De nuevo, deja cocer hasta que el líquido se reduzca a una tercera parte de su volumen inicial.

Añade el bacon, los garbanzos y las patatas y deja en el fuego durante 5-10 minutos más, a fuego medio-bajo, para que todos los sabores terminen de integrarse.

Mientras, prepara la picada machacando en un mortero todos los ingredientes hasta que quede una pasta. Incorpora la picada al guiso y retira del fuego. Rectifica de sal si fuera necesario.

*Lo de pelarlos es para que al hacerse el sofrito, cuando estos ingredientes estén blandos, no queden las pieles sueltas.

26 comentarios en “Cazuela de Garbanzos

  • noviembre 10, 2010 at 5:03 pm
    Permalink

    Que rico!!!! Se ve estupendo!!! Y ahora con el fresqui estos platos entran como si nada!!!

    Un besazo!

    Reply
  • noviembre 10, 2010 at 7:01 am
    Permalink

    Ya hace fresquete y apetecen este tipo de platos, calientes y contundentes.Me lo apunto!!!

    Reply
  • noviembre 10, 2010 at 6:24 am
    Permalink

    Moi bo, o peor de todo é que tardaras en probalos. Todas as legumes son fantásticas.
    Neste tipo de pratos a mellora de sabor de un día para outro, sucede pola oxidación dos produtos que o compoñen, que fai que a mistura de sabores sexa máis intensa.
    Repito insiste cas legumes, xa non só polo ricas que están, se non por todo o que nos aportan a nosa saúde.
    Un saúdo.

    Reply
  • noviembre 9, 2010 at 10:53 pm
    Permalink

    Cuando era jovencita me pasaba igual ahora me da rabia el tiempo que me he perdido de comer lentejas, garbanzos y muchas verduras y pescados.
    Te ha quedado una cazuela super-apetitosa

    Reply
  • noviembre 9, 2010 at 8:42 pm
    Permalink

    Las recetas a la vieja usanza están ahí por algo, siempre son estupendas 😉

    Reply
  • noviembre 9, 2010 at 7:59 pm
    Permalink

    Que ricos, el majado nunca lo he hecho con piñones pero será cuestión de probar. La pinta en la foto es buenísima.

    Reply
  • noviembre 9, 2010 at 7:40 pm
    Permalink

    me encantan los guisos y suelo hacer 2 veces por semana, me apunto los tuyos para probar.Aunque con los ingredientes que has puesto seguro 100% que estan buenisimos.
    A mi de pequeño no me gustaban un monton de platos y ahora no perduno ni uno.
    petons
    miquel

    Reply
  • noviembre 9, 2010 at 6:16 pm
    Permalink

    Me ha encantado tu guisote de garbanzos. Y esa picada, impresionante. Y me pasa lo que a ti que me encanta el hummus pero las legumbres también me chiflan, incluso de pequeña que no suele ser muy habitual. Me dan igual garbanzos, lentejas o alubias, me lo como to (je,je,je).

    Besos,

    Sacer

    Reply
  • noviembre 9, 2010 at 5:57 pm
    Permalink

    Hooola Sara!
    Que buenas estas cazuelitas,son riquísimas y se me antoja ideales para el tupper.
    Muy buenoooosss ;))

    Besos preciosa!

    Reply
  • noviembre 9, 2010 at 2:35 pm
    Permalink

    Me encanta com te han quedado esta cazuelitas! Acabo de comer y no me importaria incarle el diente a una.

    Yo con lo que claudicaba y sigo sin hacerlso es con las judias, no puedo, es superior a mi.

    Los guisos mejor de un dia para otro, siempre se ha dicho, cogen sabor.

    Un beso

    Reply
  • noviembre 9, 2010 at 2:22 pm
    Permalink

    Muy ricos! Este tipo de plato no suele gustarnos cuando somos pequeños, pero cuando somos más grandes mira! To no puedo con el marisco tampoco, alguna gamba muy de vez en cuando.. y ya está. Bssss

    Reply
  • noviembre 9, 2010 at 2:02 pm
    Permalink

    Y a mí que me encantan los garbanzos!!! hasta en el caldo me gustan…
    esta cazuelita te ha quedado riquisima

    un beso guapa!!!

    Reply
  • noviembre 9, 2010 at 12:39 pm
    Permalink

    Què bo ha d'estar aquest plat! La veritat és que jo sempre he sigut més de peix i marisc. El meu pare n'agafava i em va acostumar de ben petita, així que no he tingut mai problemes. Ara amb la carn…sempre feia bola!! jiji!!
    M'emporto una cullerada de la teva cassoleta!! 🙂

    Petons!!

    Reply
  • noviembre 9, 2010 at 11:40 am
    Permalink

    Cojo el avion y vengo, q como si pasa un dia mas, estaran buenos, me los guardas….madreee, cuanto hace q no como un guiso asi!

    Un beso,

    Reply
  • noviembre 9, 2010 at 11:25 am
    Permalink

    En casa siempre pasa eso…

    Al dia siguiente, ya reposados estan fantasticos segun que comidas.

    Besitos, me encantan los garbanzos…ains! ahora me das envidia, quien los comiera.
    Mua!

    Reply
  • noviembre 9, 2010 at 11:22 am
    Permalink

    Esa cazuela tiene muy buena pinta, te quedó estupenda.
    besos

    Reply
  • noviembre 9, 2010 at 11:05 am
    Permalink

    Mmmm que ricos se ven en la foto, es de esas cosas que no suelo preparar porque tiro de mi madre…ahora que empieza a refrescar apetecen un monton!! un beso

    Reply
  • noviembre 9, 2010 at 9:37 am
    Permalink

    Pues a mi me gusta todo, pero esta cazuelita de garbanzos se lleva la palma. Muy sabrosa receta.

    Un beso
    Afri

    Reply
  • noviembre 9, 2010 at 9:23 am
    Permalink

    Un plato muy rico para estos fríos que nos acechan jeje.

    Me he estado dando una vueltecita por tu blog y me encanta!!

    Me quedo a seguirte que no te tenía!

    un besito

    Reply
  • noviembre 9, 2010 at 8:55 am
    Permalink

    Pues para ser los primeros te han quedado geniales.

    Si que es cierto mi madre me ve ahora comiendo o con todo esto del blog y siempre dice pensar que antes para que comieras teníamos que inventar mil historias……. vanos creciendo y vamos apreciando.

    Muas!

    Reply
  • noviembre 9, 2010 at 8:03 am
    Permalink

    Jo sóc un d'aquells rars exemplars que de petita s'ho menjava tot i amb ganes… però tinc una germana gran que era una llepafils! Els cigrons són una menja exquisita, a mi també m'encanten en platillo amb botifarra negra, pinyons, panses i cebeta… mmmm! De qualsevol manera, perquè de la teva cassola me n'endurira avui un plat per dinar!
    Petonets!
    Sandra

    Reply
  • noviembre 9, 2010 at 7:27 am
    Permalink

    En esto tienes razón, los guisos en la mayoría de las ocasiones están más ricos al día siguiente. Y viendo tús fotos es que apetece comerse un platito de estos.

    saludos

    Reply
  • noviembre 9, 2010 at 7:09 am
    Permalink

    Em xiflen es cigrons, i tot plat cuinat em cigrons em sembla el millor.
    Fins aviat! petons 😉

    Reply
  • noviembre 9, 2010 at 12:09 am
    Permalink

    ¡Me encantan tus cazuelas! Qué ricas tienen que estar 🙂

    Pues fíjate que a mí el tema de hacer estofados me da una pereza… ¡con lo bien que le salen a mi madre! Aunque estoy emancipada, todavía me llegan los tuppers ;D

    Al contrario que a ti, a mí los garbanzos siempre me han encantado. Mi gusto ha evolucionado más bien poco, quizás a la cebolla le tenía algo de manía, pero ahora me encanta 🙂

    ¡Un beso!

    Reply
  • noviembre 8, 2010 at 11:30 pm
    Permalink

    Me pasa igual que a tí con los garbanzos y con el salmón en general, el marisco lo como pero no me enloquece.
    A mí los garbanzos sólo me gustaban en el típico "puchero andaluz", aunque ya tenía mis 12 0 13 años cuando empecé a comerlos jaja pero así en cocidito o potaje (dicho en andalú) empecé por antojo en mi 2º embarazo, estaba yo colgando ropa y se me antojó el potaje de mi vecina del bajo jajaja ¡¡¡qué vida esta!!!
    Y el salmón, al contrario que a tí, sólo lo comía ahumado, pero el otro día tuvimos el día del salmón en el curso y he comprobado que como no me gustará jamás es a la plancha, pero en marmitako, en papillote con verduritas, en salmuera, en tartar… está buenísimo!!

    Un beso guapa!!
    Me voy que a este paso te escribo un quijote jajaja

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR