Ingredientes:
– 6 cucharadas de aceite de oliva
– 5 cucharadas de mantequilla
– 2 cebollas
– 2 hojas de laurel seco
– 1 cucharada de azúcar
– 1 cucharadita de sal
– 1 vasito de vino blanco

Primero pica la cebolla muy fina.

En una cazuela, pon el aceite de oliva y la mantequilla al fuego. Cuando la mantequilla empiece a deshacerse, añade la cebolla, el azúcar, la sal y las hojas de laurel.

Tápalo y deja que se haga a fuego lento durante unos 20 minutos, removiendo de vez en cuando. Mientras más tiempo lo dejes (hasta 40-45 minutos, siempre con el fuego muy bajo) más textura de mermelada cogerá la cebolla.

Hacia el final de la cocción, añade el vino y remueve bien hasta que el vino quede reducido.

Esto lo puedes hacer en el momento que lo vayas a utilizar o con antelación. Dependiendo del plato que estés preparando, deberás calentarlo antes de servir o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR