Crema de Tomate y Albahaca

Juraría que esta receta ya estaba publicada en el blog. La he hecho tantas veces para cenar que no puedo creer que no esté… De hecho anoche estaba haciendo la foto porque si vais a las primeras recetas que publiqué, muchas no tienen y poco a poco las voy añadiendo/mejorando.

Esta crema es reconfortante, ligera y sabrosa.Cierto que no es la temporada de los tomates y su sabor por sí solo no es ni exquisito ni intenso, pero con esta receta lo maximizamos con un resultado genial.

Anoche mientras la tomaba evoqué esas noches dublinesas y me dejé transportar a mi antiguo apartamento, un ático acristalado desde el que no me importaba que afuera tronara (aunque los critales temblando del viento sí impresionaba…).

crema de tomate y albahaca

Ingredientes para 2 raciones:
– 8 tomates
– 2 patatas medianas
– 4 hojas de albahaca fresca
– 2 cucharadas de nata líquida
– Sal
– Pimienta negra molida
– Aceite de oliva

Pela las patatas y córtalas a dados pequeños. Rehógalas en una cacerola con una cucharada de aceite de oliva.

Pela los tomates, quítales el corazón y córtalos a dados. Añádelos a la cacerola. Salpimenta.

Lava las hojas de albahaca, pícalas bien finas y échalas junto a las patatas y los tomates. Remueve bien e incorpora un vaso de agua, lo justo para cubrir los ingredientes.

Deja que se cuezan a fuego medio hasta que las patatas estén tiernas y aparta del fuego. Añade la nata líquida y mezcla.

Pasa todos los ingredientes por el minipimer y rectifica de sal si fuera necesario. Sirve caliente.

Puedes acompañar con jamón picado, virutas de parmesano, croutons o unas tostadas con queso.

Crema de Calabaza

crema de calabaza

Ingredientes para 6 raciones:
– 1 calabaza mediana
– 2 patatas medianas
– 4 quesitos de untar
– Sal
– Pimienta

Pela la calabaza, córtala a trocitos medianos y haz lo mismo con las patatas. Pon todo en una olla al fuego con agua y un poco de sal. Déjalo hervir durante unos 20 minutos y pínchalo para ver si está blandito.

Cuando esté, pon todo en el vaso de la batidora, añade unos 100ml del agua de la cocción, los quesitos, un poco de sal y un poco de pimienta.

Bátelo y listo para servir. Puedes cortar jamón y ponerlo por encima si te apetece.

Salmorejo

No sé vosotros, pero yo en verano lo paso fatal con los calores. Y eso que antes era muy friolera, pero después de casi tres años en Irlanda, donde el verano sólo existe en el calendario, el cuerpo se acostumbra a no pasar de los 15ºC de temperatura. ¡Digo yo que será eso, porque si no, no me explico el cambio!

Así que estoy fastidiada. Mientras la mayoría de amigos/as disfrutan de las terracitas, la playa, la piscina y todo lo que el verano conlleva, yo me recluyo en casa de 11 de la mañana a 7 de la tarde (imposible salir a la calle en ese horario y no achicharrarse). Intento ser positiva, ¿eh? El verano tendrá sus cosas buenas digo yo, pero prefiero mil veces antes la primavera y el otoño, incluso el invierno…

Entre las cosas positivas está este plato. Tanto el salmorejo como el gazpacho me pirran y como son tan estacionales (porque a ver a quién le sale un salmorejo rico con sucedáneos de tomates de invierno…) aprovecho estos meses para ponerme las botas, a la par que como algo refrescante.

Ya se sabe que versiones del salmorejo hay tantas como familias que lo preparan, yo os dejo mi particular versión.

Los posibles acompañamientos también son múltiples: huevo duro, jamón serrano picado, tiras de bacalao… A mí lo que más me gusta es con atún.

 

Ingredientes para 2 raciones:
– 1/2 kg de tomates rojos (importante que estén maduros y sean de buena calidad)
– 100 gr de pan duro
– 75 gr de aceite de oliva virgen extra
– Sal
– Vinagre
– 1 diente de ajo

Deja el pan en remojo durante al menos media hora.

Pela los tomates, quítales el corazón y córtalos a trozos.

Pela el ajo.

Junta estos tres ingredientes, más el aceite y un poco de sal y vinagre (estos dos últimos al gusto, ve poniendo poco a poco y rectificando) en el vaso de la batidora y bate hasta que tengas una crema bien emulsionada.

Refrigera hasta el momento de servir y añade el acompañamiento que quieras.

Crema de Champiñones al Oporto

Esta receta no es más que una versión de mi crema de champiñones básica, y es que ahora que empieza a llegar el frío, si sois de cremas, sopas y purés como yo, al final puede resultar un poco aburrido si siempre las hacemos iguales.

crema de champiñones al oporto - cocina para emancipados

Ingredientes para 2:
– 150 gr de champiñones
– 1 cebolla mediana
– 20 cl de nata líquida
– 20 cl de leche
– Vino de Oporto
– Mantequilla
– Sal

Derrite un poco de mantequilla en una cacerola y rehoga la cebolla en ella. Deja que coja color mientras limpias y troceas los champiñones –Para una cocción más rápida y menos dificultad al pasar la batidora, córtalos a trozos pequeños o a láminas finas. 

Cuando la cebolla esté dorada, añade los champiñones y déjalos durante 5 minutos. Añade un chorrito de vino de Oporto y deja reducir.

Una vez reducido el vino, incorpora la nata líquida y la leche, remueve bien y deja reducir durante 10-15 minutos, a fuego medio.

Finalmente, rectifica de sal y pasa por la batidora.

Crema de Calabaza y Manzana con Contraste

En esta época del año suelo cenar a menudo crema de calabaza y quería traeros esta versión con manzanas, que está deliciosa y a la que se puede dar un toque picante y de contraste, con un poco de sésamo o pipas salteadas con ajo y pimienta de Cayena.

crema de calabaza y manzana

Ingredientes para 4 raciones:
– 1/2 calabaza mediana
– 1 manzana
– 1 patata mediana
– 1 rama de canela
– Aceite de oliva
– Sal
– Agua
– Pipas de calabaza secas o sésamo
– 1 diente de ajo
– Pimienta de Cayena

Pela y corta la calabaza, la manzana y la patata y ponlas a rehogar en una cacerola, con un chorrito de aceite, la rama de canela y una punta de sal.

Al cabo de 5 minutos, añade un vaso de agua y deja cocer a fuego medio. Si ves que la calabaza y la manzana no están tiernas pero se están secando, añade más agua.

Cuando todos los ingredientes se deshagan, retira la canela y pasa por el pasapurés.

Por otro lado, pica el diente de ajo a láminas y ponlo en una sartén con un poco de aceite. Cuando el ajo baile, añade el sésamo o las pipas de calabaza y una punta de pimienta de Cayena. Déjalas durante un minuto y retira la sartén.

Reparte el sésamo/pipas por encima de la crema.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR