Noodles con Verduras

Hoy he tenido uno de esos días desastres en la cocina…

He hecho esta receta MUCHAS veces (es de uno de mis blogs favoritos) pero ahora debía hacer más de un año que no la hacía esta receta y creía recordar todos los ingredientes. Pero resulta que no, ¡que me he olvidado dos de los más importantes!

En fin, si se hace con todos los ingredientes listados garantizo un plato delicioso y lleno de sabor.

soba-noodles-con-verduras

5 from 1 reviews
Noodles con Verduras
 
Autor:
Tipo de plato: Plato Principal - Pasta
Cocina: Cocina Asiática
Raciones: 2
Ingredientes
  • 120 gr de fideos soba
  • 1 calabacín pequeño
  • 1 zanahoria mediana
  • ½ cebolla pequeña
  • 2-3 dientes de ajo
  • 2 cm de jengibre fresco
  • 60 ml de salsa de soja
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sésamo tostado
Instrucciones
  1. Pon agua a calentar en una olla. Cuando hierva, añade los fideos soba, retira la olla del fuego, tápala y deja cocer durante 4 minutos. Escurre los fideos y reserva.
  2. Pela la verdura y córtala en juliana, como si hicieras fideos finitos. Si tienes una mandolina te será más fácil.
  3. Pela y ralla los dientes de ajo. Haz lo mismo con el jengibre.
  4. En un wok o sartén grande, pon a calentar el aceite de oliva. Incorpora el ajo y el jengibre y rehoga. Añade entonces 2 cucharadas de agua, la salsa de soja y la miel. Cuando arranque a hervir, añade la cebolla y la zanahoria y cocina durante un par de minutos.
  5. Añade el calabacín y cocina 2-3 minutos más, asegurándote que quedan bien cubiertos de salsa.
  6. Por último, mezcla con los fideos.
  7. Al servir, reparte semillas de sésamo tostado por encima.

Souvlaki de Cerdo

Sinceramente, estos días estoy un poco saturada de carne. No suelo comerla a menudo pero en vacaciones sí la he tomado a diario, así que se me hace un pelín raro postear esta receta.

Como decía, he reducido mucho el consumo de carne en los últimos meses porque el cuerpo no me la pide: me pide verde, me pide pescado, pero no carne. O al menos no con la frecuencia con que la comía anteriormente. Eso no quita que una vez a la semana o cada dos semanas sí me apetezca y, entonces, ésta es una de las recetas que más me gustan, por aquello de darle un toque diferente al plato.

El souvlaki es una receta típica griega, de carne marinada, que puede ser de pollo, de cordero, de cerdo… Se suele marinar con limón, vino y menta.

Puedes ver esta receta y 49 más en el recetario “50 Recetas de Verano”.

receta de souvlaki de cerdo

5 from 1 reviews
Souvlaki de Cerdo
 
Autor:
Tipo de plato: Plato Principal - Carne
Cocina: Cocina Griega
Raciones: 4
Ingredientes
  • 3 solomillos de cerdo
  • 2 dientes de ajo
  • 2 limones
  • 1 vaso de vino blanco
  • ½ vaso de vinagre de vino blanco
  • 1 vaso de aceite de oliva
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharada de menta fresca picada
  • ½ cucharada de orégano fresco picado
  • 1 cucharada de pimienta negra en grano
Instrucciones
  1. Corta los solomillos a dados, para hacer la brocheta.
  2. En un recipiente, pon los siguientes ingredientes: el ajo pelado y cortado a láminas, los limones exprimidos, el vino blanco, el vinagre, el aceite, la sal, las hierbas frescas.
  3. Con la ayuda de un cuchillo grande y plano, aplasta los granos de pimienta, así liberarán más su aroma. Incorpóralos al recipiente.
  4. Pon también la carne y deja marinar durante al menos 4 horas. El propio jugo del limón y el vinagre no sólo aportarán sabor sino que irán cocinando la carne.
  5. Ensarta la carne en los palillos y reserva el líquido de la maceración.
  6. Pon una plancha al fuego y cuando esté bien caliente, ve haciendo las brochetas, girándolas para que hagan por todos los lados y regándolas con el líquido de macerar.
Notas
Media hora antes de hacer la carne, pon los palos de las brochetas en remojo con agua fría, para que cojan humedad y luego no se quemen.

Ensalada Thai de Mango

A lo tonto, así como quien no quiere la cosa, han pasado dos meses desde la última entrada y casi ni me he enterado.

En fin, además de no darme ni cuenta de que los días y las semanas vuelan, ahora me ha dado por la comida tailandesa y, si no fuera porque a cierta persona no le mata y ya le he llevado varias veces a cenar thai, seguiría siendo mi opción favorita de viernes noche.

Por esta reciente obsesión decidí hacer el taller que da Alejandra Ellenberg en Aula Gastronómica, de donde salí encantada, como siempre.

Para la ocasión, empezamos con una ensalada de mango verde, variedad menos dulce y más ácida que la que todos conocemos. Como veis, es visualmente muy llamativa, pero además los sabores cítricos versus los picantes y la suavidad del mango en contraste con los cacahuetes hacen de esta ensalada una opción muy refrescante y recomendable para los días de calor que están por llegar.

 

Ensalada thai de mango y cebolla

Ingredientes para 4 raciones:
– 3 mangos grandes y verdes (alternativa: mango tradicional o papaya verde)
– 3-5 chilis tailandeses (eye bird chili)
– 2 cebollas tiernas (y si tienes cebolla morada a mano, combina las dos para darle más color)
– 1 tallo de citronela (se vende en supermercados asiáticos)
– 3 cucharadas de cacahuetes tostados
– 2 dientes de ajo
– 2 limas
– Cilantro fresco
– 2 cucharadas de salsa de soja
– 2 cucharadas de azúcar moreno

Pela los mangos y córtalos en juliana. Haz lo mismo con las cebollas. Reserva en una ensaladera o bol.

Corta los chilis a rodajas finas, dejando las pepitas si quieres más picante (Recuerda lavarte las manos después de manipular los chilis. Si te llevas los dedos a la cara te picará, especialmente los ojos).

Corta la citronela en rodajas finas también y mezcla con todos los ingredientes anteriores.

Tritura ligeramente los cacahuetes y añade a la ensalada.

Para la vinagreta, pela los ajos y tritúralos junto al zumo de las limas, 2 cucharadas de cilantro fresco picado (incluyendo el tallo), la salsa de soja y el azúcar moreno.

Reparte la vinagreta por encima de la ensalada y sirve.

Salade Niçoise (Ensalada Nizarda)

Típica del sureste de Francia, de esta ensalada debe haber tantas versiones como aquí tenemos de gazpacho. En cada familia se hace diferente y esta es nuestra versión: sustituimos la mayoría de la lechuga por judías verdes.

Nos encanta por ser una ensalada completa, además de visualmente atractiva.

 

salada niçoise

Ingredientes para 2 raciones (como plato único):
– 2 huevos
– 200 gr de judías verdes
– 50 gr de hojas verdes variadas (escarola, lechuga…)
– 2 latas de atún
– 12 tomates cherry
– 6/8 filetes de anchoa
– Aceitunas negras
– Alcaparras
– Sal
– Aceite de oliva
– Vinagre de vino

Corta los extremos de las judías verdes, lávalas y luego hiérvelas durante 5 minutos. Escúrrelas y reserva.

Pon agua en un cazo y sumerge los huevos. Pon a hervir durante 5 minutos. Luego enfría con agua fría e hielo y reserva.

En un plato, pon las hojas de lechuga y luego las judías verdes. Ve repartiendo el resto de ingredientes: el atún desmenuzado (sin el aceite de la lata), los tomates lavados, los huevos sin cáscara y cortados a cuartos, los filetes de anchoa y las aceitunas y alcaparras.

Acompaña con una vinagreta básica de aceite y vinagre.

Quiche de Alcachofas y Ricotta

Un plato fácil y versátil que es ideal para vestir una mesa de fiesta y para las ocasiones en que tenemos invitados. Se puede preparar con antelación y siempre triunfa.

En el blog ya podéis encontrar otras quiche… 
Quiche de Hierbas Aromáticas
Quiche de Espárragos, Bacon y Cebolla
Quiche Lorraine
Quiche de Queso Azul y Cebolla

… Y la familia crece hoy con esta Quiche de Alcachofas y Ricotta. Suave y sabrosa. La jugosidad de la masa contrasta con los mordiscos de alcachofa. Además, en este caso la masa es de harina de espelta integral.

Para la masa siempre sigo la receta de Julia Child, que desde que la probé nunca me ha fallado y es tan fácil de hacer que no tiene pérdida. No lleva levadura ni ningún aditivo, sólo harina, mantequilla, sal, azúcar y agua fría.

Ingredientes para la masa de 4 quiches individuales (medianas) ó 1 quiche de 18 cm:
– 140 gr de harina (en este caso, harina de espelta integral)
– 110 gr de mantequilla fría para la masa
– 4 cucharadas de agua fría (para harinas integrales igual necesitas una más)
– Sal
– Azúcar

Ingredientes para el relleno:
– 3 huevos
– 200 ml de nata líquida
– 100 gr de ricotta
– Pimienta negra molida
– Nuez moscada molida
– 4 alcachofas
– Mantequilla para el acabado de la quiche

Preparación de la masa:

Dispon la harina en un bol, con un poco de sal y el azúcar. Incorpora la mantequilla cortada a dados y con la punta de los dedos empieza a integrar los ingredientes – Es importante utilizar sólo los dedos, evitando las palmas que es la parte más caliente de las manos.

Amasa hasta que los trozos de mantequilla sean del tamaño de copos de avena – Ésta es la principal diferencia con respecto a otras recetas, donde se dice que se debe amasar hasta que la mezcla tenga la textura de pan rallado.

En este punto, añade 3 cucharadas de agua fría. La textura de la masa debe ser compacta pero no pegajosa. Si necesitas, añade más agua fría, pero siempre gradualmente.

Para terminar de amasar, fresa la masa: con el talón de las manos (recuerda evitar las palmas) aplasta la masa, arrastrándola hacia adelante. Recógela sobre sí misma y repite un par de veces más.

Cuando tengas la masa, envuélvela en papel film y déjala reposar en la nevera 1 hora como mínimo.

Luego estírala con un rodillo sobre una superficie enharinada y rellena los moldes con la masa. Para evitar que la masa suba y se deforme, reparte peso por encima, por ejemplo unas judías secas o garbanzos.

Cuece la masa en el horno durante unos 10 minutos a 200º. Cuando la saques, no estará hecha, pero la volveremos a meter en el horno en breve con el relleno.

Preparación del relleno:
Retira las hojas más duras de las alcachofas hasta llegar a su corazón. Corta las puntas y quédate sólo con la base. Parte en 2, retira los pelillos del interior y luego corta cada mitad en 4 trozos más. Reserva en un bol con agua y unas gotas de limón o unas hojas de perejil (para que las alcachofas no se oxiden y cambien de color).
En un bol, bate los huevos con un poco de sal, pimienta y nuez moscada. Incorpora la nata líquida y el queso y mezcla bien.

Reparte las alcachofas por encima de la masa de la quiche y luego vierte la mezcla líquida. Pon por encima algunos daditos pequeños de mantequilla.

Mételo en el horno y deja cocer durante 30-35 minutos a 200º. Al final de la cocción la quiche debe haber subido -bajará a medida que se enfríe- y estar bien dorada.

Se puede degustar tanto caliente como fría.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR