Muslitos de Pollo a la Naranja y al Romero

Como durante la semana, el horario es el que es y no da tiempo a nada, el sábado suele ser un día movido. Por lo general empezamos por hacer el plan de comidas de la semana (tupper al mediodía), y con ello la lista de la compra. Después, mientras él limpia, yo voy al mercado a por productos frescos, vuelvo a casa y me voy al super.

Parece una tontería, pero cuando hemos terminado de todo esto, ya es la hora de hacer la comida y tiramos de platos fáciles. Sábado = sin complicaciones, pero sin renunciar a nada, que aquí nos gusta cuidarnos. Por eso suelo escoger recetas de horno, que requieran vigilancia mínima mientras voy colocando la compra o recogiendo.

Estos muslitos de pollo cumplen todos los requisitos: son fáciles, sabrosos y cumplen la ley del mínimo esfuerzo. Yo creo que la pinta lo dice todo. Y el aroma ya ni os cuento… El próximo viernes os traigo la receta de la mermelada de naranja, imprescindible para este plato.

pollo a la naranja y al romero - cocina para emancipados

5 from 1 reviews
Muslitos de Pollo a la Naranja y al Romero
 
Autor:
Tipo de plato: Primeros platos - Pollo
Cocina: Cocina Mediterránea
Raciones: 2
Ingredientes
  • 6 muslitos de pollo
  • 1 cucharada de romero fresco (ó ½ de romero seco)
  • 6 cucharadas de mermelada de naranja
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  • Sal
Instrucciones
  1. Calienta el horno a 180ºC.
  2. Prepara los muslitos en una fuente de horno. Salpimenta.
  3. En una sartén pequeña, calienta la mermelada con 2 cucharadas de agua + 1 cucharada de aceite de oliva y el romero. Cuando la mermelada esté casi líquida, utiliza ⅓ de la misma para pintar los muslitos con la ayuda de un pincel. Reserva el resto de mermelada.
  4. Mete los muslitos de pollo en el horno durante 45 minutos. Cada 15 minutos, vuelve a pintarlos con la mermelada, hasta que se termine de hacer.

Souvlaki de Cerdo

Sinceramente, estos días estoy un poco saturada de carne. No suelo comerla a menudo pero en vacaciones sí la he tomado a diario, así que se me hace un pelín raro postear esta receta.

Como decía, he reducido mucho el consumo de carne en los últimos meses porque el cuerpo no me la pide: me pide verde, me pide pescado, pero no carne. O al menos no con la frecuencia con que la comía anteriormente. Eso no quita que una vez a la semana o cada dos semanas sí me apetezca y, entonces, ésta es una de las recetas que más me gustan, por aquello de darle un toque diferente al plato.

El souvlaki es una receta típica griega, de carne marinada, que puede ser de pollo, de cordero, de cerdo… Se suele marinar con limón, vino y menta.

Puedes ver esta receta y 49 más en el recetario “50 Recetas de Verano”.

receta de souvlaki de cerdo

5 from 1 reviews
Souvlaki de Cerdo
 
Autor:
Tipo de plato: Plato Principal - Carne
Cocina: Cocina Griega
Raciones: 4
Ingredientes
  • 3 solomillos de cerdo
  • 2 dientes de ajo
  • 2 limones
  • 1 vaso de vino blanco
  • ½ vaso de vinagre de vino blanco
  • 1 vaso de aceite de oliva
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharada de menta fresca picada
  • ½ cucharada de orégano fresco picado
  • 1 cucharada de pimienta negra en grano
Instrucciones
  1. Corta los solomillos a dados, para hacer la brocheta.
  2. En un recipiente, pon los siguientes ingredientes: el ajo pelado y cortado a láminas, los limones exprimidos, el vino blanco, el vinagre, el aceite, la sal, las hierbas frescas.
  3. Con la ayuda de un cuchillo grande y plano, aplasta los granos de pimienta, así liberarán más su aroma. Incorpóralos al recipiente.
  4. Pon también la carne y deja marinar durante al menos 4 horas. El propio jugo del limón y el vinagre no sólo aportarán sabor sino que irán cocinando la carne.
  5. Ensarta la carne en los palillos y reserva el líquido de la maceración.
  6. Pon una plancha al fuego y cuando esté bien caliente, ve haciendo las brochetas, girándolas para que hagan por todos los lados y regándolas con el líquido de macerar.
Notas
Media hora antes de hacer la carne, pon los palos de las brochetas en remojo con agua fría, para que cojan humedad y luego no se quemen.

Nuggets de Pollo

Esta receta me la pasó hace ya algunos meses una buena amiga y cada vez que los he preparado han sido un éxito.

Porque son fáciles, son jugosos y crujientes y, sin perder simplicidad, salen de las típicas recetas de pollo que hacemos en el día a día.

Receta de nuggets de pollo

Ingredientes para 4-6 raciones (depende cuántos se coman cada uno):
– 4 pechugas de pollo
– 4 huevos
– Harina para rebozar
– Pan rallado
– Sal
– Aceite para freír

Precalienta el horno a 200ºC.

Corta las pechugas de pollo a tiras y sálalas ligeramente. Ponlas en la picadora y pícalas bien.

Incorpora 2 huevos batidos al pollo y mezcla bien, ayudándote si hace falta de las manos.

Con una cuchara, ve cogiendo porciones de masa y ponlas sobre la bandeja del horno, forrada con papel vegetal.

Hornea durante 10 minutos y al sacar, deja que se enfríen.

Bate los otros dos huevos y prepara un plato con harina y otro con pan rallado. Pon aceite en una sartén para freír.

Pasa cada nugget por harina, sacudiendo el exceso, luego por huevo batido y por últimpo por pan rallado.

Fríe hasta que estén dorados.

Opción más rápida:
Otra forma de hacer los nuggets es coger la masa de pollo y huevo cruda y ponerla en papel de film, lo suficientemente largo para hacer un rollo alargado y atar cada lado. Hervir durante 15 minutos. Dejar enfriar y luego cortar a rodajas. Seguir el resto de receta igual (rebozar y freír).

Brochetas de Conejo, Manzana y Ciruelas

Es lunes, después de un intenso fin de semana en muy buena compañía y lleno de actividades (entre ellas un mini taller de pasta fresca, era pá vernos a todos con las manos en la masa, jiji) así que seré breve.

Vi esta receta hace algunos años en una revista francesa, y me la guardé. Me gustó redescubrirla hace poco porque aporta originalidad y frescura a una cena entre semana. Las brochetas son ligeras y sus bocados contrastan tanto en textura como en sabor.

Brochetas de conejo, manzana y ciruela

Ingredientes para 16 brochetas pequeñas (2 personas):
– 1/2 conejo de abajo, deshuesado
– 1 manzana
– 16 ciruelas pasas, sin hueso
– 1 cebolla
– Mantequilla
– Sal
– Pimienta negra negra molida

Precalienta el horno a 200ºC.

Corta el conejo y la manzana a dados pequeños.

Corta la cebolla en juliana y repártela por el fondo de una fuente de horno (que sea lo suficientemente grande para que luego quepan las brochetas).

Monta las brochetas combinando los trocitos de conejo con dados de manzana y ciruelas. Salpimenta y distribuye en la fuente.

Corta finas láminas de mantequilla y repártelas por encima de las brochetas.

Hornea durante 20 minutos.

Guiso de Pollo a la Antigua – Receta Francesa

No es ningún secreto que siento debilidad por la cocina francesa y que cada vez que pruebo una receta nueva es un festival para mis sentidos.

La última revelación ha sido este guiso de pollo: suave, cremoso e intenso. Un plato muy simple y lleno de matices. A veces en la sencillez está el éxito y los platos slow-cook son una buena muestra de ello.

La receta es del libro El arte de la cocina francesa, de Julia Child.

guiso de pollo a la antigua - julia chld

Ingredientes para 4 raciones:
– 750 gr de pollo limpio y troceado
– 2 zanahorias
– 1 cebolla grande
– Mantequilla
– Sal
– Pimienta
– 2 cucharadas de harina
– Caldo de pollo
– 1 vaso de vino blanco
– Perejil
– Laurel
– Tomillo
– 2 yemas de huevo
– 2 cucharadas de nata líquida (mínimo 35% de materia grasa)
– Zumo de limón
– Nuez moscada

Pon el caldo de pollo a calentar.

Pela la cebolla y las zanahorias y córtalas (la cebolla en juliana y las zanahorias en rodajas). Rehógalas en una cacerola con un poco de mantequilla durante un par de minutos y reserva aparte.

Seca bien el pollo con papel de cocina y márcalo en la misma cacerola de antes, a fuego fuerte y en tandas pequeñas. Cuando el pollo empiece a estar dorado por todos los lados, baja el fuego, tapa la cacerola y déjalo unos 5 minutos.

Luego salpiméntalo y espolvoréalo con la harina. Deja un par de minutos más al fuego y aparta.

Añade el vaso de vino blanco a la cacerola, las hierbas (perejil, tomillo y laurel), las verduras de nuevo y cubre con el caldo de pollo.

Deja que hierva lentamente durante 25-30 minutos.

Una vez el pollo esté tierno, retira todos los ingredientes sólidos y cuela la salsa. Ponla de nuevo en la cacerola y reduce a la mitad, con el fuego fuerte.

Mientras, bate la yema de huevo con la nata en un bol. Poco a poco ve añadiendo la salsa reducida al bol, sin dejar de batir. Cuando hayas integrado ambas salsas, añade unas gotas de zumo de limón y una pizca de nuez moscada.

Este plato puede acompañarse de champiñones y cebollitas francesas salteados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR