Suele ser un trasto aparatoso, que ocupa espacio y es un engorro de limpiar. Quizás sea por esto último que quienes la tienen no la utilizan muy a menudo normalmente.

Nada de esto me importaba, yo la quería, la echaba de menos y finalmente la heredé hace unos meses. Ella me recuerda a mi infancia, nos alimentó a mi hermano y a mí infinitas veces y cuando nos hicimos mayores quedó confinada a un armario. Casi olvidada, durante años fue saliendo con cuentagotas. Por eso se la pedí a mi madre y ahora va la pobre que no puede con el trabajo que le damos cada fin de semana. Se la ve contenta por eso 🙂

Sigue siendo un trasto, ocupa medio mármol de la cocina y es un rollo de limpiar, pero estoy encantada con mi licuadora de los años 80, con la que preparamos zumos para completar nuestros desayunos.

Mi último descubrimiento fue el zumo del que quería hablaros: Manzana y Jengibre. Una bebida natural, energética y que deja cosquillas en la lengua… ¡Una sensación para valientes!

zumo de manzana

Utiliza manzanas dulces para agudizar el contraste con el jengibre fresco rallado.

Lava las manzanas, córtalas en 8 trozos y lícualas. Al final, añade un poco de jengibre rallado y mezcla.

Si no eres muy fan del jengibre y es la primera que lo pruebas en una bebida, ve con cuidado y añade muy poco, pues siempre estás a tiempo de añadir un poco más.

Tagged on:

21 comentarios en “Zumo de Manzana, para los Valientes

  • Junio 10, 2011 at 8:28 am
    Permalink

    Pues yo tengo la mía (aunque no es de los años 80, tiene solo un par de años) y la uso todas las mañanas del mundo. Ya no me parece tan engorro lo de limpiarla y el fantástico zumo de manzana y zanahoria que me hago cada mañana no lo cambio por nada.
    Lo del gengibre… me da un poco de miedo que no me ponga como una moto.
    Pero no descarto probarlo un poco.

    Reply
  • Enero 17, 2011 at 8:43 pm
    Permalink

    Ala! a mi la licuadora también me recuerda a mi infancia! pero mi madre la tiro por que decia que no era mas que un trasto mas, ayyy que rabia me da ahora!!!

    Me ha encantado encontrar tu blog!;)

    Saludos!

    Reply
  • Diciembre 20, 2010 at 7:34 am
    Permalink

    jajajaja leyendo rápido pensaba que querías decir que es para valientes por lo cuesta montar y desmontar la licuadora!

    Mi hermana tiene una y el verano pasado nos la dejó. Está bien pero da un trabajo horrible limpiarlo todo por un vaso de zumo… Es para tenerla montada en la encimera sinó no la utilizas.

    Las recetas de Glutoniana

    Reply
  • Diciembre 18, 2010 at 5:55 pm
    Permalink

    Supongo que hablas de la licuadora, no? Mi padre le regaló una a mi madre por Reyes y casi se la tira a la cabeza, es muy poco romántico! jaja. Este zumo tiene una pinta estupenda.

    Reply
  • Diciembre 17, 2010 at 12:02 pm
    Permalink

    pues yo tambien tengo uno pero lo tengo tan bien guardado que no lo uso por el engorro de limpiarlo.Solo lo saco en contadas ocasiones.Lo del gengible lo tendre en cuenta, osea que tendre que sacrla de su escondite
    besos
    miquel

    Reply
  • Diciembre 17, 2010 at 10:29 am
    Permalink

    Me encanta la receta de hoy. Además de tener un aspecto inmejorable y más que apetecible, la presentación la hace más bonita y tentadora. Enhorabuena por cocinar como lo haces y por compartirlo.

    Besos.

    Reply
  • Diciembre 17, 2010 at 10:18 am
    Permalink

    Pues creo que seré valiente y haré la prueba¡ Bicos¡

    Reply
  • Diciembre 16, 2010 at 10:27 pm
    Permalink

    Una combinación de sabores interesante que seguro que queda muy bien! Yo hace tiempo que voy detrás de una licuadora, aunque ocupe espacio, sea difícil de limpiar….jejeje. Bsss

    Reply
  • Diciembre 16, 2010 at 6:27 pm
    Permalink

    el zumo me ha encantado, pero me he perdido en el turrón crujiente

    Reply
  • Diciembre 16, 2010 at 6:07 pm
    Permalink

    Riquisiimoooo, me llevo la receta y te mando un besico.

    Reply
  • Diciembre 16, 2010 at 5:39 pm
    Permalink

    Curiosa combinación para un zumo. Me lo apunto para probarlo.

    Saludos

    Reply
  • Diciembre 16, 2010 at 5:24 pm
    Permalink

    qué rico!!!! en casa de mi madre también está la pobre abandonada, y mira que salen zumos ricos. pero creo que su mayor defecto es la dificultad de su limpiez. De todos modos merece la pena usarla. La mezcla tiene que ser una bomba!!!

    Reply
  • Diciembre 16, 2010 at 5:18 pm
    Permalink

    Viniendo de tus manos,me atrevo,vamos que sí.

    Un besote Sara

    Reply
  • Diciembre 16, 2010 at 4:08 pm
    Permalink

    pues no tengo un trasto de esos pero el zumo se ve interesante Bss

    Reply
  • Diciembre 16, 2010 at 2:48 pm
    Permalink

    Pues yo sin mi licuadora no pudiera vivir jeje.. Tengo costumbre de hacer zumos, me encantan!! Y esta combinacion se ve fantastica, Gracias!!

    Reply
  • Diciembre 16, 2010 at 2:18 pm
    Permalink

    Yo no soy fan del gengibre, y de la licuadora….tampoco jajaja, pero por vageza de limpiarla.
    Estoy contigo en que marca una época, yo también la tuve cuando mi hijo era pequeño.
    A disfrutarla!!!
    Un beso

    Reply
  • Diciembre 16, 2010 at 1:56 pm
    Permalink

    ¡Qué ricos los zumos caseros!, el tuyo tiene que estar delicioso. Me apunto tu receta.
    besos

    Reply
  • Diciembre 16, 2010 at 1:35 pm
    Permalink

    Jajjja…cuantos trastos de esos hay en la cocina… de nuestras madres… que no los han utilizado nunca… y es que si no nos damos cuenta los armarios se hacen pequeños con estos trastos…

    no me imagino el sabor de tu zumo…pero ese picantito… ains…

    un beso

    Reply
  • Diciembre 16, 2010 at 1:02 pm
    Permalink

    yo tengo un trasto de esos, lo saco de vez en cuando, me encantan los zumos, pero cuando me canso de limpiarla, la vuelvo a guardar…

    yo estoy haciendo ahora mermelada de manzana y jengibre, asi q aprovecharé y volveré a sacar el trasto para probar tu zumo…

    un beso

    Reply
  • Diciembre 16, 2010 at 12:35 pm
    Permalink

    jajaja … has descrito perfectamente una licuadora, es grande, engorrosa de limpiar y se usa poco si no la tienes en la encimera.

    Yo tenía capricho y el año pasado me regalaron una, pero me canse y la regale, y ahora veo tu zumo y … ¿porqué la regale??

    ¡¡¡ porque es grande y engorrosa de limpiar ¡¡¡

    quiero una cocina enoooorme

    Reply
  • Diciembre 16, 2010 at 12:24 pm
    Permalink

    Hola! acabo de descubrir tu blog y me encanta, yo también tengo ese trasto engorroso y difícil de limpiar, pero y lo buenos que salen los zumos hechos en casa? conozco el de manzana con jengibre y está delicioso, y tb con zanahoria , remolacha ( poquita ) etc… rico rico! un besote de colores

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR