Ingredientes para 6 raciones:
– 1 pollo deshuesado y troceado (si lo compráis en una pollería tradicional, lo podéis pedir así)
– 2 chalotas (cebollas dulces pequeñas. En su defecto, utilizar cebollas tiernas)
– 3 cucharadas de vino blanco
– 40 cl de caldo de verduras o de pollo
– 25 cl de nata líquida
– 1 cucharada de mostaza a la antigua (la que lleva granitos)
– 2 cucharaditas de estragón fresco picado ó 1 cucharadita de estragón seco
– Aceite
– Sal
– Pimienta negra molida

Rehoga en una sartén el pollo, con un poco de aceite. Cuando todos los lados estén hechos (basta con que cambien de color), añade las chalotas picadas a dados pequeños y deja que se hagan unos minutos.

Añade el vino blanco y déjalo unos minutos más para que se evapore el alcohol. Salpimenta, cubre la cacerola y déjalo cocer a fuego lento durante 40 minutos, removiendo de vez en cuando.

Retira el pollo y reserva en un plato aparte.

Haz espesar la salsa que queda en la cacerola con la nata líquida y lleva a ebullición. Añade la mostaza y el estragón, baja el fuego y deja cocer un par de minutos.

Sirve el pollo en los platos y reparte la salsa por encima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR