Versiones de couscous hay muchas y si bien ésta no es la que realmente preparan las mujeres bereberes, se acerca bastante. La principal diferencia está en la manera de cocina la sémola de couscous. Mientras ellas la hacen al vapor, lavándola y volviéndola a cocer, aquí podemos encontrar buenos couscous pre-cocidos en cualquier supermercado, así que tomaremos ventaja de ello.

En cuanto a las especias, feel free de añadir/quitar las que te parezcan.

Ingredientes para 4-6:
– 200 gr de garbanzos remojados (4-5 horas en remojo)
– 1 cebolla
– 3 zanahorias
– 2 patatas grandes
– 2 dientes de ajo
– 4 tomates
– 1 trozo pequeño de calabaza
– 3 calabacines pequeños
– 1/2 col
– 100 gr de judías verdes
– 1kg de carne de cordero
– 1/3 taza de aceite de oliva
– 1 manojo de cilantro
– 1 manojo de perejil
– 1/2 cucharada de pimienta
– 1 cucharada de jenjibre fresco rallado
– 100 gr de mantequilla (mejor si puedes conseguir mantequilla clarificada)
– Una pizca de azafrán
– 1 ramita de canela
– 2 cucharadas de sal
– 1/2 kg de couscous

Tradicionalmente el couscous se prepara en dos partes: por un lado la sémola y por otro el acompañamiento.

Para la sémola, en todos los paquetes o envoltorios siempre dice “Poner a calentar la misma cantidad de agua que de couscous vayáis a cocinar (midiéndolo en volumen). Cuando el agua hierva, parar la cocción y echar el couscous dentro. Tapar y dejar reposar 5 minutos o hasta que haya absorvido todo el líquido. Repartir trocitos de mantequilla por encima para que no se apelmace“.

Si bien este procedimiento es válido, hay uno más simple y mejor: Echa el 1/2 kg de couscous en un bol y rocía la sémola con 3 cucharadas de aceite de oliva y una pizca de sal. Muévelo bien para asegurarte que todo el couscous tiene una película de aceite. Agrega 2 tazas de agua hirviendo, o lo suficiente hasta cubrir el couscous. Tápalo y déjalo reposar 10 minutos, al fin de los cuales, si remueves con un tenedor verás que ha quedado suelto.

Para la preparación de la carne y las verduras, ten en cuenta que los trozos deben ser medianos, lo único que debes picar pequeño es la cebolla. Tanto la carne como el resto de verduras deben tener un tamaño lo suficientemente grande como para que no deshagan con la cocción.

Empieza poniendo una olla a fuego moderado y sofríe el cordero en el aceite y la mantequilla.

Pasados 5 minutos, cuando la carne esté dorada por todos sus lados, agrega una punta de sal, el perejil y el cilantro picados muy finos, la cebolla picada fina, los ajos a láminas y todas las especias.

Deja sofreír 5 minutos más y llena la olla con 3/4 partes de agua. Cuando ésta rompa a hervir agrega las verduras y hortalizas y los garbanzos.

Cuando tanto la carne como el resto de ingredientes estén cocidos, retira del fuego.

Para emplatar, sirve primero la sémola de couscous y en el centro la carne y las verduras con un poco de caldo.

Si sobra couscous o lo haces deliberadamente de un día para otro verás que, como cualquier otro estofado, está mucho mejor al día siguiente.

2 comentarios en “Cous-cous Tradicional de Cordero

  • Enero 19, 2012 at 1:18 pm
    Permalink

    En un restaurante al que iba hacían este cous cous pero con caldito, era un caldo de verduras y cordero (calabacín, garbanzos…) la semola te la ponían a parte y te la añadías a el plato, desde entonces voy loca buscando la receta del cous cous con caldo y no la encuentro por ningún sitio 🙁

    Reply
  • Julio 16, 2010 at 10:03 am
    Permalink

    Que bueno! Oye, que si te sobra….mandame un tupper,eh? Que pinta….
    Besos!

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR